martes, 26 de febrero de 2013

Una mentira puede correr 6 veces por el mundo antes de que la verdad haya tenido tiempo para ponerse los pantalones.