miércoles, 6 de marzo de 2013

No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar.