lunes, 25 de marzo de 2013

Que no exista una buena razón para quedarse, es una buena razón para marcharse.