viernes, 12 de abril de 2013

Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti. (Friedrich Nietzsche)