martes, 30 de abril de 2013

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar una frente, pero sólo quince para sonreír. (Swami Sivananda)