martes, 28 de mayo de 2013

La lengua resiste porque es blanda; los dientes ceden porque son duros. (Proverbio chino)