lunes, 15 de julio de 2013

Abandonar puede tener justificación; abandonarse, no la tiene jamás. (Ralph Waldo Emerson)