miércoles, 3 de julio de 2013

Si no puedes volar, corre. Si no puedes correr, camina. Si no puedes caminar, gatea. Pero hagas lo que hagas, no te detengas, ¡tienes que seguir adelante!