lunes, 23 de septiembre de 2013

Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón. (Marguerite Yourcenar)