sábado, 19 de octubre de 2013

A veces es mejor dejar ir a la persona que queremos, para poder dejar entrar a la persona que nos quiere.