jueves, 14 de noviembre de 2013

No juzgues tu día por cuanta cosecha lograste recoger, sino por cuanta semilla lograste sembrar.