sábado, 28 de diciembre de 2013

Tan pobre como es la mesa que carece de pan, así la vida más ejemplar resulta vacía si le falta amor. (San Antonio de Padua)