jueves, 16 de enero de 2014

Una mala actitud es como una llanta baja. No puedes ir a ningún lado hasta que la cambies. (Michelle Britten)