jueves, 17 de abril de 2014

Los amigos se cuentan siempre dos veces. En las buenas para ver cuantos son y en las malas para ver cuantos nos quedan.