miércoles, 2 de abril de 2014

Mi mamá me dijo que a veces la gente tiene que llorar sus lágrimas para dar cabida a un corazón lleno de sonrisas.