viernes, 30 de mayo de 2014

A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después. (Andrés Calamaro)