miércoles, 18 de junio de 2014

Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él. ("El Alquimista", Paulo Coelho)