martes, 1 de julio de 2014

Los enemigos no son adversarios para probar tu valor. Son cobardes, para probar tu flaqueza.