martes, 8 de julio de 2014

Si pudiera borrar todos los errores de mi pasado, estaría borrando toda la sabiduría de mi presente.

Aceptemos nuestro pasado y nuestros errores con la cabeza bien alta, a fin de al cabo, ellos nos hicieron crecer, dejándonos grandes enseñanzas gracias a las cuales hoy somos un poquito mejor.