domingo, 24 de agosto de 2014

No le pidas a Dios que te haga la vida más fácil, pídele que te haga una persona más fuerte.