domingo, 7 de septiembre de 2014

No te rindas ante el problema, ríndete a los pies de Dios. En El encontrarás la fuente de la solución.