jueves, 22 de enero de 2015

El bien es lento porque va cuesta arriba. El mal va rapido porque va cuesta abajo.