martes, 20 de enero de 2015

Nunca es tarde ni temprano para amar, porque el amor es cuestión de almas y las almas no tienen edad.