sábado, 30 de enero de 2016

No tienes que prometerme la luna... me bastaría si sólo te sentaras conmigo un rato debajo de ella.